Historia del panel sandwich

  1. naves prefabricadas

En este post vamos a profundizar en la historia de uno de los elementos más empleados en la construcción de naves industriales. El panel sandwich es una pieza que se compone de dos chapas de acero perfilado y prelacado, que contribuyen a mejorar la resistencia mecánica de la edificación. Además, cuentan con un núcleo aislante que puede componerse de diferentes materiales como el poliuretano inyectado o el poliestireno expandido o lana de roca. De hecho, en un primer momento estos elementos fueron ideados para su uso en cámaras frigoríficas por sus cualidades aislantes que nos permitían conservar las temperaturas estables en el interior.

Desde nuestra experiencia en la construcción de naves prefabricadas te contamos que el panel sándwich era un componente muy eficiente para estancias refrigeradas, ya que permiten conservar la temperatura con un bajo coste energético. Un factor que, en un primer momento, permitió hacer frente a la necesidad de conservar en buen estado los productos perecederos durante el período de almacenamiento.

Entre los principales beneficios de estos paneles, que cuentan con algo más de treinta años de historia, podemos destacar que se trata de una solución económica, eficaz y versátil. Cualidades que lo convierten en el material ideal para la construcción de nuevas edificaciones industriales, así como en la restauración y rehabilitación de las construcciones ya existentes. En la actualidad, estos componentes se utilizan frecuentemente para los revestimientos de las naves industriales, ya que ofrecen superficies perfiladas y una gran variedad de acabados.

Desde Tekton queremos destacar el modo en que estos paneles han evolucionado con el paso del tiempo. Actualmente, permiten la construcción de edificaciones de gran impacto visual y notable valor, ya que ofrecen la posibilidad de esconder las juntas y pueden mezclarse con otros materiales que permiten crear soluciones de revestimiento con diferentes formas y colores.

Aunque estos paneles nacieron con un objetivo claro, lo cierto es que comenzaron a utilizarse para la construcción de naves industriales dadas sus ventajas para este tipo de edificaciones. Además, la industria necesita soluciones que no pesen demasiado, dadas sus grandes dimensiones, precisando además de buenos sistemas de aislamiento térmico y de absorción acústica. Pero, sobre todo, su mayor ventaja es lo fácil que resulta su uso en la construcción industrial, siendo una solución económica y altamente eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *