Cómo es el proceso de financiación para construcciones industriales

  1. naves prefabricadas

La ejecución de proyectos de naves industriales y edificaciones para uso logístico ha sido el salvavidas del sector de la construcción, marcando la recuperación durante el pasado año. Las inversiones en este tipo de construcciones han sido cuantiosas, del mismo modo que se ha incrementado el interés por las naves prefabricadas. Las cifras invitan al optimismo y todo parece apuntar a que durante los próximos meses, de este 2016, la tendencia continuará al alza. Uno de los principales motivos que han impulsado este crecimiento de la actividad constructiva ha sido, sin duda, la flexibilización del crédito por parte de las entidades bancarias.

La financiación es un factor fundamental para acometer obras de esta envergadura que, generalmente, alcanzan cifras elevadas. Estas fuentes son necesarias tanto para el promotor del proyecto, como para el ejecutor de la obra o para el usuario final que va a adquirir la edificación una vez terminada.  Desde Tekton queremos señalar que las previsiones de financiación durante este año mejoran incluso los datos del pasado 2015. Según el BBVA y la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), el sector promotor crecerá en torno al 5,5% por encima del PIB nacional hasta el próximo año 2018.

La liberación del crédito dentro de nuestras fronteras se mantendrá durante el presente año. Está claro que se trata de una cuestión básica para favorecer la inversión, pero lo cierto es que las inversiones internacionales también resultan destacables para enfatizar la recuperación del sector de la construcción. Existen otros motivos que han contribuido al crecimiento de los proyectos de edificios para uso industrial y logístico, como es el papel que han desempeñado las cooperativas, las gestoras y las socimis. Estas últimas han tenido una importancia fundamental en lo que a la adquisición de inmuebles se refiere, desde su aparición en el año 2014.

El incremento de la inversión inmobiliaria es evidente, aunque ha sido más notable en lo que se refiere a grandes promociones. Las aportaciones recibidas han igualado, por primera vez, cifras anteriores a la crisis económica que hemos vivido durante los últimos años. Aunque resulta destacable que la mayoría de las inversiones han tenido como objeto la adquisición de edificios tercerios, destinados al uso de oficinas, centros comerciales, hoteles, etc. La construcción de naves para uso industrial y logístico también se ha visto favorecida por el incremento de la inversión y la flexibilización del crédito para financiar este tipo de obras.

Publicado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *