El aislamiento en las construcciones industriales

  1. naves prefabricadas

Utilizar un aislamiento adecuado en las naves prefabricadas es un aspecto de suma relevancia. Y es que introducir materiales que permitan mantener una óptima temperatura en el interior es fundamental para conseguir optimizar el uso de energía. Si un edificio, ya sea industrial, de servicio o residencial, cuenta con unas medidas de aislamiento óptimas, su factura energética se reducirá considerablemente, ya que podrá aprovechar al máximo el rendimiento de sus sistemas de climatización.

Los principios constructivos que siguen las edificaciones actuales establecen que es adecuado formar una envolvente capaz de limitar la demanda energética precisa para lograr el bienestar térmico dentro del inmueble. Para ello, hay que tener en cuenta el clima del lugar donde se encuentra y los usos para los que está destinado el edificio, al igual que sus características de aislamiento e inercia. También es imprescindible tener en cuenta la permeabilidad al aire y la exposición que presenta a la luz del sol.

En este punto, es preciso destacar el papel que cumplen los puentes térmicos, ya que en estos espacios está la clave para limitar las pérdidas o las ganancias de calor. Un adecuado tratamiento de ellos evitará problemas de humedades. También es necesario realizar el correcto aislamiento de las redes de tuberías que conforman los sistemas de calefacción, climatización y producción de agua caliente. En Tekton damos una importancia primordial al aislamiento de los edificios que construimos.

Desde nuestros principios, como especialistas en construcción industrial, siempre aconsejamos y montamos en nuestros edificios industriales y naves  prefabricadas cerramientos de cubiertas y fachadas a base de paneles sándwich de chapa con núcleo central de espuma de poliuretano, los cuales destacan por integrar en un solo elemento modular cerramiento, aislante térmico, estanqueidad, resistencia mecánica y finalmente, estética.

Este sistema está formado por dos paramentos metálicos y aislamiento interior de espuma de poliuretano de 40 Kg/m3 de densidad media. Dichos paneles en función del grado de aislamiento que se pretenda pueden oscilar entre un espesor de 30 a 70 mm., de tal manera que podemos obtener coeficiente K de 0,60 a 0,26 Kcal/m2 h ºC. Igualmente en función de la distancia que tengamos entre apoyos podemos elegir diferentes espesores de chapa, siendo las más habituales de 0,5 y 0,6 mm.

Además, actualmente en el mercado existen infinidad de perfiles con acabados y colores diferentes, capaces de satisfacer cualquier necesidad constructiva.

Aislamiento (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *