Historia de los cerramientos prefabricados de hormigón

  1. prefabricados de hormigón

El uso del hormigón como material para la construcción de edificaciones o elementos arquitectónicos se remonta a la época del Imperio Romano. Sin embargo, tras la caída de dicho Imperio el uso del hormigón disminuyó notablemente. A finales del Siglo XIX, con el desarrollo de la industrialización y la aparición de hornos rotatorios, se recuperó el uso del hormigón para diversas aplicaciones. El Siglo XX desencadenó el éxito del hormigón armado, es decir, estructuras de hormigón reforzadas con elementos de acero, que reciben el nombre de armaduras. El arquitecto Le Corbusier fue uno de los pioneros en el uso de este tipo de hormigón en la construcción de edificaciones, sentando las bases de la arquitectura moderna. Sin embargo, el mayor auge del uso de este material tiene lugar con la aparición de los  prefabricados de hormigón, una técnica industrial que consiste en la fabricación de estos componentes en serie para su posterior montaje en obra.

La expansión de los cerramientos prefabricados de hormigón surge de la necesidad de construir edificaciones de forma sistemática, rápida y barata. De cualquier modo, el uso de estos elementos prefabricados supuso importantes ventajas, entra las que destacamos:

  1. Reduce considerable los plazos para la construcción de edificaciones.
  2. Favorece un control más profundo e intensivo de la calidad.
  3. Supone una reducción en cuanto a la formación de juntas de hormigonado.

Además, los cerramientos prefabricados de hormigón pueden aplicarse en la fabricación de elementos de construcción sencillos como bloques o ladrillos, pero también para desarrollar mecanismos que presentan una mayor complejidad, como vigas o columnas.

Desde Tekton queremos resaltar que el uso de cerramientos prefabricados de hormigón es muy adecuado en las construcciones industriales, ya que supone una mayor flexibilidad en el diseño. Asimismo, estos elementos hacen posible minimizar los plazos de entrega en el montaje de estas infraestructuras, lo que supone un importante ahorro en su coste final. Además, hablamos de componentes que presentan una gran resistencia al fuego, factor que posibilita aumentar su durabilidad. La instalación de cerramientos prefabricados de hormigón permite mejorar las condiciones de seguridad en el montaje de instalaciones industriales y no genera escombros.

Publicado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.