Historia industrial en España

  1. proyecto de nave industrial

Todo el mundo sabe que los orígenes de este sector se sitúan en la producción artesanal de antaño, en los talleres. La historia industrial en España comenzó en Cataluña con la Revolución Industrial en torno al año 1855. Aunque eso sí, con mucho retraso respecto a otros países de la Europa occidental. A la hora de iniciar un proyecto de nave industrial no está de más conocer la evolución del sector con el paso de los años. Del mismo modo que es necesario conocer las tendencias futuras en la construcción de este tipo de edificaciones.

Desde Tekton queremos destacar algunas de las causas que retrasaron la evolución de la industria en nuestro país:

  • Había escasez de materia prima básica y productos energéticos para el desarrollo de la actividad productiva.
  • El espíritu empresarial no abundaba en la sociedad española de la época, pero además era realmente complicado encontrar los recursos necesarios para iniciar una actividad de estas características.
  • La evolución de la tecnología también se retrasó en nuestro país, factor que obligaba a adquirir la herramienta y la maquinaría necesarias en el extranjero.
  • La demanda de productos en el territorio nacional era escasa debido a las desigualdades sociales que hacían que las rentas campesinas fueran especialmente bajas.

Sin embargo, a pesar de los tiempos desfavorables en la segunda mitad del S. XIX, aparecieron las primeras industrias siderometalúrgicas y textiles. Aunque los inicios resultaron complicados al contar con tecnología atrasada y presentar gran dependencia del exterior para el desarrollo de las diferentes actividades desarrolladas. Las zonas costeras, situadas en puntos estratégicos en cuenta a la proximidad de las materias primas y las fuentes de energía prosperaron. De este modo, Asturias y el País Vasco se especializaron en la industria siderometalúrgica, mientras que en Cataluña se asentaban las industrias textiles.

El crecimiento de esta industria rudimentaria se desarrolló en el primer período del S. XX, al tener lugar una diversificación de la producción, originando la aparición de nuevos sectores relacionados con la actividad industrial. Evolución fomentada por la política autárquica de la postguerra, que pretendía que el país fuese autosuficiente. Precisamente, en 1941, tuvo lugar la creación del Instituto Nacional de Industria que se encargaba de fomentar la actividad productiva industrial en el país.

El desarrollo industrial, propiamente dicho, tuvo lugar a partir del año 1960, al mejorar la situación económica del país y el desarrollo de la tecnología. Así como el fin de la autarquía y la liberalización de las importaciones. Hoy en día, la tendencia es desarrollar proyectos de naves industriales más eficientes y sostenibles. Pasado, presente y futuro de un sector que sigue creciendo y adaptándose a los nuevos tiempos y a las necesidades contemporáneas.

Publicado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.